Pídele a tu chica que te haga una mamada mientras conduces, es una grata experiencia, verás las estrellas mientras estas al volante, es una sensación especial porque estás atento a la carretera y concentrado mientras ella te da placer chupándote la polla, además es morboso por el tema de que si te verán los demás conductores y ocupantes de vehículos, ya no te digo cuando estás a punto de correrte, esa sensación no tiene precio. Haz la prueba y verás.